Follow by Email

lunes, 4 de junio de 2012

Salud integral, derechos sexuales y derechos reproductivos plenos: Defendamos el Consenso de El Cairo para seguir avanzando


El consenso de El Cairo, aprobado en 1994 durante la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD) por un total de 179 países, reconoce que los derechos de las mujeres y los derechos sexuales y reproductivos son parte fundamental de los derechos humanos y deben integrarse a los esfuerzos por mejorar la vida de las personas.

En 2011, la Asamblea General de Naciones Unidas, ha acordado prorrogar indefinidamente la vigencia de la CIPD e  iniciar un nuevo proceso de Revisión Global de su programa de Acción que pueda presentarse en el plazo fijado para su total implementación, en 2014, y dar un nuevo impulso a su ejecución más allá de esa fecha. Los resultados de este proceso serán compilados en un informe sobre avances y retrocesos que será presentado a la Asamblea General y se elaborará en base a un cuestionario a responder por los Estados durante 2012, y a los resultados de reuniones regionales de consulta con gobiernos y sociedad civil que se celebrarán en 2012 y 2013. 
En este contexto, las organizaciones feministas, organizaciones de mujeres y organizaciones no gubernamentales de desarrollo de América Latina y España, que trabajamos por la igualdad de género y la defensa de los derechos humanos, en especial los derechos de las mujeres, REAFIRMAMOS:

·         Que hoy, como en 1994, estamos comprometidas con la agenda del Cairo, su implementación y cumplimiento, convencidas que no hay eficacia de la ayuda sin derechos de las mujeres.

·         Que nos encontramos en un contexto donde la Agenda de Cairo continua estando vigente al tiempo que necesita avanzar y por ello consideramos fundamental alcanzar acuerdos que refuercen y amplíen los compromisos de la CIPD y que permitan instalar de manera íntegra los derechos de las mujeres y los derechos sexuales y reproductivos en la agenda internacional de desarrollo.

·         Que nos preocupa profundamente que casi 20 años después de la aprobación del Programa de Acción del Cairo, los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en nuestras regiones continúen sin las condiciones de ejercerse plenamente y enfrentando cada vez mayores resistencias por parte de gobiernos conservadores y grupos fundamentalistas.

·         Que, ante los intentos fundamentalistas, tanto en América Latina como en España, de conculcar derechos que ya reconocen las leyes o de revertir políticas públicas de atención a la salud y los derechos sexuales y reproductivos  estaremos vigilantes y actuando en conjunto para denunciar y frenar esos retrocesos.

·         Que haremos esfuerzos para que donantes, gobiernos y ciudadanía tengan clara la amplitud de temas que el Programa de Acción del Cairo contiene y las acciones y compromisos  que demanda para el cumplimiento de sus metas.

  • Que impulsar y fortalecer democracias reales y participativas en un contexto de desarrollo sostenible e incluyente, garantizando la laicidad de los Estados y respetando la libertad, soberanía y autonomía de cada persona sobre su cuerpo y su vida, para tomar sus propias decisiones sin padecer por ello discriminación ni violencia, es el marco imprescindible para lograr las aspiraciones contenidas en el Programa de Acción de la CIPD, no sólo para el 2014 sino más allá.
Exhortamos a todos los gobiernos, a organismos internacionales y a las agencias del Sistema de las Naciones Unidas a:

      Implicarse activamente en el proceso de revisión global de la CIPD, aportando los recursos económicos necesarios para ello, asegurando que la información se difunda de forma transparente, oportuna, adecuada y accesible y garantizando la participación efectiva de las organizaciones de la sociedad civil, las organizaciones de mujeres y las organizaciones feministas tanto en los espacios nacionales como en los espacios internacionales de discusión y toma de decisiones. 

Exhortamos a los Estados latinoamericanos a:
·         Tomar medidas políticas y económicas firmes para avanzar de aquí a 2014 hacia el cumplimiento de aquellos aspectos de la salud y los derechos sexuales y reproductivos que todavía no son una realidad en cada país y especialmente en lo que concierne a:

Exhortamos al Estado español a:
·         Renovar su compromiso con la CIPD y los demás instrumentos de derechos humanos relacionados con el mismo, tales como la Plataforma de Acción de Beijing o la Convención para la Eliminación de cualquier forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), reconociendo la necesidad de abordar las cuestiones de igualdad de género dentro del nuevo Plan Director de la Cooperación Española desde una perspectiva sectorial y transversal, y no sólo transversal, así como manteniendo el 15% de la AOD a programas de igualdad de género y programas de salud sexual y reproductiva hasta que se demuestre efectivamente la total eliminación de las barreras y la discriminación por motivos de género.
·         Garantizar la implementación efectiva de las políticas públicas actualmente  existentes en relación con la salud y los derechos sexuales y reproductivos en el Estado Español y tomar las medidas necesarias para garantizar la aplicación de las mismas en todo el territorio del Estado, tal como exige el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en su informe sobre España de mayo de 2012.

¡No hay derechos humanos sin derechos de las mujeres!

¡No hay sociedad civil legitimada si no incluye a las organizaciones de mujeres y feministas!

¡No hay democracia sin ciudadanía plena de las mujeres!

No hay comentarios:

Publicar un comentario