Follow by Email

domingo, 15 de agosto de 2010

Como médico y católica, también celebro la aprobación de la nueva ley

Como médico, yo también celebro la aprobación de la nueva ley. La ley de Educación Sexual y Salud Reproductiva, la llamada (mal) ley del Aborto.
¿Por qué? ¿No deberíamos estar los médicos ( y más los católicos) a favor de la vida? ¿Cómo puedo celebrar una ley que permite "el asesinato" de miles a millones de "niños"?
Bien, me parece importante puntualizar algunas verdades legales y otras científicas.

Verdad científica: El embrión no es un feto, y el feto no es un niño. ¿Cuáles son las diferencias entre ellos? El embrión, como su nombre indica, tiene todos los órganos en estado "embrionario", es decir, no operativos, su sistema nervioso es rudimentario, no distingue el dolor, es incapaz de vivir fuera de su madre, la única característica "humana" que posee es su carga genética.
El feto, aunque tampoco puede vivir fuera de la madre (excepto a partir del último trimestre), ya tiene órganos formados, su sistema nervioso es capaz de distinguir el dolor y el placer, ya puede oír, comienza a deglutir, su cuerpo empieza a prepararse para la vida fuera del útero.
Aunque el paso de embrión a feto es procesual, es decir, no se puede decir que haya un momento determinado en que el embrión deje de serlo y se convierta en feto, podemos decir que sobre las 24 semanas de gestación ya tenemos un feto que "siente y padece", y que tiene unas características que permiten aproximarlo a un ser humano (aunque legalmente siga sin serlo).
El paso de feto a niño sí es claro: Se produce en el parto, y con la primera respiración fuera del útero materno, la primera "respiración aerobia". En ese momento el niño, ya sujeto humano también legalmente, comienza a necesitar, efectivamente, la protección de las leyes, pero sobre todo, la protección de sus padres.

Verdad legal: Un aborto NUNCA es un asesinato desde el punto de vista legal, pues legalmente ni el embrión ni el feto son considerados seres humanos, ni sujetos de derecho, hasta que pueden vivir independientemente de la madre.

Verdad científica: La educación sexual y reproductiva retrasa el comienzo de las relaciones sexuales, reduce las conductas sexuales de riesgo, el número de embarazos no deseados y el número de embarazos en adolescentes(y con ello, el número de abortos), y proporciona una vida sexual más placentera.
La nueva ley, además de legalizar el aborto, proporciona una base para la implementación de una educación afectivo-sexual en todas las edades. Yo creo que es lo más innovador y lo más "moderno" de la ley (de hecho, en Inglaterra, donde hace años que el aborto estaba legalizado, se están planteando precisamente introducir esta educación sexual para disminuir el embarazo adolescente)

Como médico, no creo en las "verdades sociales" ni en las "verdades culturales", que son cambiantes al igual que lo es la sociedad (hace menos de 30 años el homosexual era un criminal al que se metía en la carcel si le le pillaba "realizando actos obscenos", en Utah, EEUU, el sexo oral es un crimen punible con la cárcel... y podría seguir...). La verdad científica es que un embrión NO es un niño, que un aborto en el primer trimestre se produce de manera natural hasta en un 40% o más de las gestaciones, que el prohibir el aborto no ha evitado su práctica, sino que ha provocado la muerte de millones de mujeres por complicaciones derivadas de una mala práctica del mismo, y ha condenado a millones de niños a una existencia pobre, cuando no infrahumana, de abusos y de criminalidad. Es también una verdad científica (al menos económica), que el aumento en el número de abortos en EEUU llevó aparejado, 20 años después del caso Roe vs Wade (el que legalizó el aborto en EEUU), un descenso claramente significativo de la criminalidad. Los autores del estudio que desarrolla este hecho, tienen la hipótesis de que los embriones abortados hoy son los futuros niños no deseados, maltratados, abandonados, del mañana, es decir, los que más posibilidades tienen de convertirse en criminales.
No estoy ni a favor ni en contra de esta hipótesis, como todas las hipótesis necesita confirmarse, y habrá que ver si dentro de 20 años en España se da una situación similar a la vivida en EEUU. Lo que sí tengo claro como médico es que tengo que abogar por la vida.
Por la vida de la mujer embarazada que no desea tener un hijo. Por la vida de la mujer, un ser humano formado, respirando, con sentimientos y dolores únicos e irrepetibles, que tiene que tomar una dolorosa decisión. Y como médico, mi deber será apoyarla y ayudarla decida lo que decida.... Porque yo apuesto por seguir a una gran persona que nos prometió VIDA, y vida en abundancia.

Teresa Escudero Ozores, secretaria de Católicas por el Derecho a Decidir. Médico de familia.

4 comentarios:

  1. Pues vaya forma de celebrar el Día de la Asunción tiene Vd., señora católica y médico

    Cualquier católico sabe que quien promueve el aborto se autoexcomulga, es decir: Vd. se dio de baja de la asociación desde el momento que, en contra de sus estatutos, se comprometió con el aborto de la forma que lo está haciendo. Podrá Vd. formar otra iglesia, pero a la Iglesia Católica sabe Vd. bien que no pertenece, porque si de verdad fue Vd. católica se lo debieron explicar en catequesis

    Y ya metidos en en harina…

    Tanto un embrión como un feto de la especie humana (no entro a polemizar sobra a diferencia) SON UN SER HUMANO, con su dignidad e incluso sus derechos (por ejemplo, a heredar). De la misma forma que cualquier persona con un mínimo de sensibilidad por la vida ve un huevo que se ha caído de un nido y no lo pisa, sino que lo devuelve al nido si está en su mano, así debemos actuar cuando un embrión de la especie humana no es esperado por su madre, con CARIDAD y amor por la vida.

    Como bien ha dicho Vd. el feto es procesual, pero no sólo el feto sino que el ser humano está desde su concepción siempre en un permanente proceso de desarrollo, e incluso entra en fases regresivas (cuando envejece o enferma), y momentos de inconsciencia (cuando duerme), o incluso en que no siente nada (cuando está muerto o anestesiado). Pues bien, en ningún momento ese ser humano deja de tener su dignidad, sea ciego o pierda un brazo, y menos todavía porque no te quiera alumbrar la responsable de concebirte. Hasta los muertos de la especie humana son enterrados con dignidad, y sin embargo no son personas.

    Dice Vd. que el embrión "legalmente no es ser humano": eso es confundir el cosmos con la cosmética. Una cosa es ser humano y otra persona. El Código Civil no entra en lo que es un ser humano sino que explica que estamos jurídicamente ante una PERSONA cuando se nace con apariencia de pertenecer a la especie humana y se vive más de 24 horas. Pero imaginemos que las leyes se arriesgaran a definir lo que es un ser humano, pues bien: la DIGNIDAD no la otorgan las leyes, sino que es algo inherente, una condición, una grandeza que nadie te puede arrebatar. Las leyes decían antaño que los negros eran sub-humanos o que estaban entre humano y animal, y que los judíos no eran dignos de vivir en Alemania, pero sabemos que todo eso era falso, que la dignidad de ser humano es inviolable, digan lo que digan las leyes.

    ResponderEliminar
  2. Pues vaya forma de celebrar el Día de la Asunción tiene Vd., señora católica y médico

    Cualquier católico sabe que quien promueve el aborto se autoexcomulga, es decir: Vd. se dio de baja de la asociación desde el momento que, en contra de sus estatutos, se comprometió con el aborto de la forma que lo está haciendo. Podrá Vd. formar otra iglesia, pero a la Iglesia Católica sabe Vd. bien que no pertenece, porque si de verdad fue Vd. católica se lo debieron explicar en catequesis

    Y ya metidos en en harina…

    Tanto un embrión como un feto de la especie humana (no entro a juzgar la cientifidad de la diferencia) SON UN SER HUMANO, con su dignidad e incluso sus derechos (por ejemplo, a heredar). De la misma forma que cualquier persona con un mínimo de sensibilidad por la vida ve un huevo que se ha caído de un nido y no lo pisa, sino que intenta devolverlo al nido si ello está en su mano, así debemos actuar cuando un embrión de la especie humana no es esperado por su madre. Esto es algo elemental que pertenece a lo que los católicos llaman CARIDAD, CULTURA DE LA VIDA, etc.

    Como bien ha dicho Vd. el feto es procesual, pero no sólo el feto sino que el ser humano está desde su concepción siempre en un permanente proceso de desarrollo, e incluso entra en fases regresivas (cuando envejece o enferma), y momentos de inconsciencia (cuando duerme), o incluso en que no siente nada (cuando está muerto o anestesiado). Pues bien, en ningún momento ese ser humano deja de tener su dignidad, seas ciego o down, y menos todavía porque no te quiera alumbrar la responsable de concebirte. Hasta los muertos de la especie humana son enterrados con dignidad, y sin embargo no son personas.

    (sigue...)

    ResponderEliminar
  3. Dice Vd. que el embrión "legalmente no es ser humano": eso es confundir el cosmos con la cosmética. Una cosa es ser humano y otra persona. El Código Civil no entra en lo que es un ser humano sino que explica que cuando se nace con apariencia de pertenecer a la especie humana y se vive más de 24 horas estamos jurídicamente ante una PERSONA. Pero imaginemos que las leyes se arriesgaran a definir lo que es un ser humano, pues bien: la DIGNIDAD no la otorgan las leyes, sino que es algo inherente, una condición, una grandeza que nadie te puede arrebatar. Las leyes decían antaño que los negros eran sub-humanos o que estaban entre humano y animal, y que los judíos no eran dignos de vivir en Alemania, pero sabemos que todo eso era falso, que la dignidad de ser humano es una cosa y lo que digan las leyes sobre la persona es otra.

    Respecto al argumento utilitarista de relacionar el aborto con la delincuencia según un supuesto estudio que no menciona, desconocía que en algún momento haya bajado la delincuencia en los últimos 50 años, sino que es vox pópuli todo lo contrario. De todas formas, hay medidas todavía mejores para acabar con la delincuencia, pero atentarían contra la DIGNIDAD del ser humano, por ejemplo, podíamos condenar a muerte a los violadores o repartir opiáceos gratis en los barrios conflictivos.

    ResponderEliminar
  4. (y 3/3)

    Voy ha explicarle brevemente en lo que se basa la dignidad del SER HUMANO como si yo fuera ateo: consiste en tener una libertad, un entendimiento y una voluntad específicas de la que carecen los animales y SOBRE TODO, en tener CAPACIDAD PARA AMAR. Métase Vd. en la cabeza que cuando una mujer que iba a abortar decide no hacerlo, ama más y crece en dignidad por ello. Cuanto más amas más te elevas como ser humano. Ama y sé feliz.

    Profundice Vd. en el concepto de DIGNIDAD HUMANA, llénese Vd. de cosas a las que amar y aconseje lo mismo a esas mujeres que lo están pasando tan mal POR LA FALTA DE APOYOS AFECTIVOS E INSTITUCIONALES ante un embarazo inesperado. El aborto es un instrumento de dominación masculina. Sea Vd. una feminista superlativa, reivindique el derecho a ser madre sin cortapisas, y el derecho a amar como madre, que es algo que pertenece a la dignidad de ser mujer.

    Sea Vd. una persona y una médico más digna: AME Y ENSEÑE A AMAR, actuando con los fetos de la especie humana como lo haría con el huevo caído del nido.

    p.d.: somos paisanos y me gustaría conocerla personalmente (pakote@ono.com)

    ResponderEliminar