Follow by Email

sábado, 24 de marzo de 2012

Carta de Juan José Tamayo a Católicas por el Derecho a Decidir

Compartimos con agrado la carta del teólogo español Juan José Tamayo, que tiene el honor de ser el último blanco de la Inquisición jerárquica.

Queridas amigas de Católicas por el Derecho a Decidir:

acaba de enviarme Edgardo desde la cátedra vuestra solidaridad ante el comportamiento represivo y autoritario de señor feudal, del obispo de Palencia. Muchas gracias, os siento muy de cerca y me siento solidario de vuestras reivindicaciones, que sin duda ha influido en las sucesivas condenas irracionales de que estoy siendo objeto desde hace tiempo por parte de la impotente jerarquía católica, que quiere cortar, sin conseguir, mi libertad de expresión, de cátedra y de publicaciones y lo único que demuestra con sus actitudes represivas es miedo, debilidad e inseguridad. Y consiguen el efecto contrario, como se ha demostrado en Palencia, donde tuve una conferencia, cuestinada por el obispo, el viernes pasado 16 de marzo y me acompañaron y se solidarizaron conmigo más de 500 personas - todo un record en mi ciudad - que asistieron y participaron muy activamente. El caluroso y prolongado aplauso con que me acogieron y con el que me despidieron ha sido uno de los más sinceros, sentidos y emotivos de mi vida como conferenciante y profesor. Habían pasado 42 años desde que salí de mi ciudad y, salvo las visitas frecuentes a mi familia –padres, hermanos y hermanas- y algunas conferencias en la universdad rural de Amayuelas y la Universidad de Palencia-Valladolid, no había tenido un encuentro abierto con mis paisanos. El 16 de marzo de 2012 quedará marcado en mi memoria y grabado en mi mente porque me reconcilié con mi ciudad y mi ciudad se reconcilió conmigo: familiares, amigos, palentinos, palentinas se comportaron muy generosamente conmigo y como bien nacido y mejor criado por mis padres tuve oportunidad de darles las gracias.

Muchas gracias, amigas, porque he aprendido mucho de vosotras, sobre todo, en el despertar de mi conciencia feminista, en la solidaridad con vuestras luchas y reivindicaciones y en la defensa de vuestros derechos. Gracias por ello. Seguiré acompañándoos en vuestro caminar y aprendiendo. Gracias a vosotras soy feminista, con vosotras aplico los estudios de género al análisis de las estructuras patriarcales y al discurso androcéntrico de la Igelsia católica.

Buenas noches. Juanjo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario