Follow by Email

sábado, 5 de diciembre de 2020

“A esos grupos que dicen ‘defender la vida’ ni se les ve ni se les oye contra los feminicidios”

Entrevista de Meritxell Rigol a Mar Grandal / presidenta de Católicas por el Derecho a Decidir en España 

Dice que, para ver los efectos del fundamentalismo, no hace falta mirar a otro continente. “Lo tenemos al ladito”, remarca la activista Mar Grandal. El aborto continúa prohibido, bajo cualquier supuesto, en Malta y en Andorra. En Polonia, han sido las masivas protestas lo que ha logrado frenar el nuevo intento de restringir, aún más, este derecho.  Seguir leyendo

sábado, 14 de noviembre de 2020

Comunicado de apoyo y solidaridad a CDD Brasil

Comunicado de apoyo y solidaridad a CDD Brasil frente a la decisión de la Corte de Justicia De Sao Paulo que el 27 de octubre se pronunció imponiendo la censura a la organización Católicas por el Derecho a Decidir de Brasil. 

 

Como ciudadanas y ciudadanos de una comunidad internacional que se rige por el espíritu de la Declaración Universal de Derechos Humanos promulgada por Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948, expresamos nuestro total respaldo a Católicas por el Derecho a Decidir Brasil frente al fallo judicial reciente que pretende cuestionar su identidad como asociación de ciudadanas católicas defensoras de los derechos humanos de las mujeres. 

El artículo 18 de dicho documento estipula que: 

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. 

Y la propia Constitución brasileña, art.5,VI reza: 

é inviolável a liberdade de consciência e de crença, sendo assegurado o livre exercício dos cultos religiosos e garantida, na forma da lei, a proteção aos locais de culto e a suas liturgias; 

 y especifica en el art. 5, VIII: 

ninguém será privado de direitos por motivo de crença religiosa ou de convicção filosófica ou política, salvo se as invocar para eximir-se de obrigação legal a todos imposta e recusar-se a cumprir prestação alternativa, fixada em lei. 

CDD-Brasil se define como católica haciendo uso de su derecho a la libertad religiosa y de conciencia. Como tal, forma parte de un movimiento amplio de personas católicas que cuestiona desde la teología feminista al patriarcado y sus diversas formas de abuso de poder tanto en el ámbito religioso como en el cívico. 

No corresponde al poder civil definir la identidad religiosa de sus ciudadanos, y menos a un Estado que estipula en el preámbulo de su Constitución ser un Estado democrático para una sociedad plural y sin prejuicios.

Estado Democrático, destinado a assegurar o exercício dos direitos sociais e individuais, a liberdade, a segurança, o bem-estar, o desenvolvimento, a igualdade e a justiça como valores supremos de uma sociedade fraterna, pluralista e sem preconceitos. 

Respaldamos y nos solidarizamos con Católicas por el Derecho a Decidir Brasil como católicas y católicos. 

Católicas por el Derecho a Decidir Brasil es una organización integrada por personas de fe y feministas, con reconocida trayectoria académica, profesional y activista que, desde hace más de 27 años, llevan adelante un compromiso para la construcción de una Iglesia incluyente, diversa, libre de prejuicios y de violencias, así como por el fortalecimiento de una ciudadanía plena y el respeto a los estándares más altos en materia de derechos humanos para dignificar la vida de las mujeres. 

Disentir no es estar fuera de la Iglesia; todo lo contrario, contribuye a la construcción de una Iglesia pluralista, incluyente y empática de las necesidades y decisiones de las mujeres y de todas las personas. El papa Francisco lo ha señalado: “Sueño (con una región) sanamente laica, donde Dios y el César sean distintos, pero no contrapuestos. Una tierra abierta a la trascendencia, donde el que es creyente sea libre de profesar públicamente la fe”1.Existe amplia evidencia cientifica que la feligresía católica no necesariamente comparte las opiniones de la jerarquía y las cúpulas católicas más conservadoras. 

Consideramos que la decisión judicial no es fortuita, es el resultado de una estrategia que organizaciones fundamentalistas han iniciado para anular la personalidad jurídica y perseguir la voz pública de las Católicas por el Derecho a Decidir en la región. Estrategia global que también vemos obrando actualmente en Polonia y que busca ocultar que dentro de nuestra Iglesia existe una pluralidad de pensamientos y voces, especialmente en el campo de la sexualidad, la autonomía reproductiva y en los temas que importan a las mujeres, porque es en los cuerpos, en éstos territorios tan íntimos y sagrados, donde se producen las más atroces vulneraciones a los derechos. Trabajar por los derechos de las mujeres es trabajar por la justicia social. 

Llamamos la atención de las instancias internacionales de promoción y defensa de derechos humanos sobre el carácter político de esta resolución judicial y sus efectos negativos para el ejercicio de la democracia, de la laicidad y de derechos como el de la libertad de conciencia, de expresión, de religión, de pensamiento, de asociación, pero además para los derechos a la vida, a la salud y a la educación de las mujeres en Brasil, en toda América Latina y globalmente. Es claro que el avance en materia de derechos de las mujeres y de todas las personas despierta resistencias en el patriarcado que, una vez más, pone en evidencia la necesidad de sumar esfuerzos para salvaguardar las vidas y los derechos de las defensoras de derechos humanos.

Este tipo de acciones fundamentalistas no nos debilitan, por el contrario, nos unen en un abrazo de solidaridad global, para alzar la voz en conjunto; nos fortalece para que al unísono podamos exigir la vigencia y garantía efectiva de todos los derechos, pues estos no pueden ni deben retrocederse. De ahí que las mujeres y todas las personas en todas nuestras diversidades, sin abandonar nuestra fe, seguiremos muy alertas para defender con toda dignidad que “lo personal es político”; por ello, respaldando a todas las Católicas por el Derecho a Decidir desde cualquier lugar donde nos encontremos, seguiremos imparables en esta apuesta justa y necesaria defendiendo el sagrado derecho a decidir. 

¡Siempre #JuntasContraLosFundamentalismos! 

En Madrid, a 4 de noviembre de 2020

1Papa Francisco (22 de octubre2020). Carta del Papa a Parolin. 

 

APOYAN ESTE MANIFIESTO: 


Católicas por el Derecho a Decidir – España

Dones del Col.lectiu de Dones en l ́Església per la Paritat 

Asociación de Dones Creients 

Seminario Permanente de Teología Feminista 

Mujeres y Teología, Sevilla 

Mujeres y Teología, Madrid 

Mulleres Cristiás galegas 

Cristianos y cristianas de Base, Madrid 

Redes Cristianas 

Corriente Somos Iglesia 

Coordinadora de crentesGaleg@s 

La Revuelta de Mujeres de la Iglesia, Madrid 

Asociación de teólogos Juan XXIII 

AIETI(Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Iberoamericanos) 

Red Mujeres Latinoamericanas y delCaribe en el Estado español

Red de Hondureñas Migradas 

Brujas Migrantes 

Asamblea Feminista, Madrid 

Feministas por el Cambio Social 

Generando Red contra las Violencias Machistas 

Mujeres Supervivientes, Sevilla 

Genera Red de Mujeres Feministas por la Equidad de Género

Mysu -Mujer y salud, Uruguay 

Lilian Abracinkas, Uruguay 

Laura Prieto Ferreira, Uruguay 

Fabian Cevallos Vivar, investigador em Pos doutoramento. Faculdade de Belas Artes, Universidade de Lisboa. 

Veronika Anna Theodora Paulics, España

Marcela da Silva Uchoa, filosofa e doutoranda. Universidade de Coimbra, Portugal 

María Dolores Riudoms Blanco, España 

Cristina de Villar Toribio, doctoranda Universidad de Sevilla 

Teresa Cunha, investigadora del Centro de Estudios Sociales Universidad de Coimbra

María Socorro da Silva Uchôa, costureira, Fortaleza Brasil

 

viernes, 27 de septiembre de 2019

28 de Septiembre - Día de Acción Global por el Aborto Libre, Legal, Seguro y Gratuito.






¡Un grito global por la Autonomía, la Paz, los Derechos Humanos, los Estados laicos y el Aborto Legal ya!

 
El 28 de Septiembre se ha constituido como una fecha histórica desde que surgió en 1990; los movimientos feministas de América Latina y el Caribe nos unimos para elevar la voz por el derecho a la soberanía política de nuestro primer territorio, nuestro cuerpo. Desde nuestras diversas identidades, generaciones, capacidades, nacionalidades, culturas y etnias seguimos organizadas por la autonomía, la libertad, la justicia, la salud y la vida de las mujeres. Por eso, conmemoramos el 28 de septiembre como Día de Lucha por la Despenalización y Legalización del Aborto en la región, un hito que dio paso a hermanarnos sin fronteras y constituir el Día de Acción Global por el aborto libre, legal, seguro y gratuito.
Ahora que estamos juntas
Ahora que sí nos ven…
Esta unidad es la continuidad del legado de nuestras ancestras, quienes marcaron el camino para trasformar este sistema global que nos asesina y violenta; nos oprime y excluye; nos discrimina y nos obliga a ser madres en condiciones de acceso desigual a la salud, de pobreza, de carencia de educación, alimento, vivienda y empleo; nuestro llamado sigue siendo transformar este sistema que tortura a mujeres y niñas sobrevivientes de violencia sexual obligándolas a continuar con sus embarazos de manera forzada, tratando de imponerse frente a su autonomía y libertad.
La crueldad de la criminalización y penalización del aborto se da en gran parte de la región más desigual del mundo, se inscribe en ideologías anacrónicas que afectan a las personas más vulnerables y empobrecidas, reflejando la hipocresía de los Gobiernos que son parte del concierto mundial de los Derechos Humanos, pero que no reconocen los derechos sexuales y derechos reproductivos como parte del derecho al acceso universal a la salud integral, a la información veraz, al libre desarrollo de la personalidad, a la autonomía y a la vida, derechos fundamentales de la Carta de Derechos Humanos que lleva más de 70 años pero siguen sin reconocerse a mujeres, lesbianas, bisexuales y varones trans quienes somos más de la mitad de la población de la región.
La pobreza, la violencia extrema, la migración forzada, la irregularidad de la asistencia sanitaria en distintos territorios rurales y urbanos, la falta de cumplimiento de los programas de Educación Sexual Integral, la omisión de responsabilidades políticas de Congresos, Parlamentos y Asambleas Legislativas, la violencia institucional de funcionarios de Estado y la objeción de conciencia irregular por parte de profesionales de la salud basada en fundamentalismos e intereses particulares, disminuyen y obstruyen nuestras posibilidades de ejercer una ciudadanía plena. Nuestros derechos, los defendemos nosotras, pero en las instituciones del Estado aún hay una deuda pendiente por garantizarlos.
Nuestra lucha no es solo por el Aborto libre, legal y seguro. Esta lucha es integral: por la autonomía, por la democracia y la Paz, por eso sabemos que incomoda al pacto patriarcal de derecha y fascista que desfinancia Estados y que gana elecciones mediante alianzas autoritarias en representación de un statu quo conservador y fundamentalista, ejerciendo políticas antipopulares. Por eso nuestra lucha es por Estados laicos, porque la secularización de las prácticas sociales es la garantía del respeto a la pluralidad, las diferencias y la democracia.
Somos la marea verde que trasciende fronteras y construye nuevas perspectivas de un mundo posible para las mujeres. Somos la vida y la lucha por el futuro. Somos la diversidad de voces unidas en defensa de la democracia, de los Derechos Humanos y de una vida diga para todas, sin exclusiones.
Estamos para nosotras: para acompañar la decisión de las que eligen abortar, para liberar a las que están presas por la criminalización de sus decisiones.
Nos queremos vivas: para recordar a las que murieron en abortos inseguros. Muertes que son femicidios de Estado. Nos sabemos luchadoras para interpelar a los poderes conservadores. Nuestros logros son la garantía de autonomía y libertad en toda la región.
Esta marea verde crece con el deseo y los abrazos en todas partes del mundo en las que estamos luchando por el aborto libre, legal, seguro y gratuito y por todos nuestros derechos. Crece con una juventud protagonista y disidente, libre de opresiones, miedos y autoritarismos.
Somos la causa que construye desde Latinoamérica y el Caribe un mundo feminista con nuestra voz emancipadora por nuestro derecho a decidir.
¡Hoy damos un grito global por la autonomía, la Paz, los Derechos Humanos y los Estados laicos!
Estamos organizadas en la Campaña 28 de Septiembre para América Latina y el Caribe
¡Volvemos a exigir aborto libre, legal, seguro y gratuito legal y lo queremos ya!
#GritoGlobalPorAbortoLegal
#28SAbortoLegalLAC


Campaña 28 de Septiembre por la despenalización y legalización del aborto en
América Latina y el Caribe